En clave naranja (I)

Domingo, 6 abril, 2008

Estreno un nuevo estilo de post con el propósito de que sea periódico.

Pretendo recopilar aquellas noticias, reflexiones y artículos que leo en la prensa de color salmón, que encuentro interesantes y que deseo compartir.

Esta semana, destaco los siguientes párrafos del suplemento de Mercados de El Mundo:

[1] «Vísteme despacio, que tengo prisa», suele aconsejar mi santa madre, que es una señora rebosante de experiencia y de sentido común… Y es una excelente norma de comportamiento: cuanto más delicado sea el momento, cuanto más rápidamente haya que salir de un atolladero, cuanto antes haya que resolver un error, más necesario se hace el tiento, la mesura, la prudencia… Y, sí, la paciencia: la paciencia para escuchar, para atender, para dejar que pongan en nuestras manos todos los hilos -por muchos que sean- que nos permitan tomar una decisión justa, cabal, ponderada.

[2] Con tanta familia, ¿tendrá que hacer verdaderos sacrificios para conciliar? Bueno, hay que hacer esfuerzos. Sacrificio es una palabra que la hemos malinterpretado. Y uno de los defectos de nuestra sociedad es que los niveles de autoexigencia son muy bajos en general. Para poder ser libre necesitas tener niveles de autoexigencia altos. Si no eres muy disciplinado eres muy poco libre. Si no tienes la disciplina de poderte liberar de los primeros impulsos, de los más inmediatos es que siempre serás esclavo. Epicuro hizo una aportación muy bonita al pensamiento humano al decir que para poder disfrutar realmente de las cosas necesitas bastante autocontrol.

[…]

En la dirección, el componente interpersonal es muy fuerte, y en la relación interpersonal el elemento afectivo es fundamental. Nos guste o no. Al lado de la toma de decisiones están todos los elementos emocionales, afectivos que son muy importantes… De ahí que vuelva a la necesidad de estar muy bien para gestionar muy bien. Recuerdo la expresión de uno de los provinciales de la compañía de Jesús que me dijo: “Mira, mi experiencia fundamental en la dirección es que si yo estoy bien, dirijo bien“.

Referencias

  1. Cambra, Pilar, “¡Al grano! / EL MUNDO,” abr 6, 2008, http://www.elmundo.es/diario/mercados/2362814.html.
  2. Valle, Soledad, “ “Podría haber veinte mejores que yo en mi puesto” Entrevista Carlos Losada” El Mundo, abr 6, 2008, Mercados edition, http://www.expansionyempleo.com/edicion/expansionyempleo/desarrollo_profesional/trayectorias_de_exito/es/desarrollo/1107941.html.
Anuncios

Fuera de la Agenda – Magda Salarich

Sábado, 15 diciembre, 2007

La única prensa de color salmón que últimamente tengo tiempo de leer suele ser el suplemento que viene los domingos con El Mundo. De vez en cuando, hay artículos, o simplemente párrafos que encuentro interesantes y que decido archivar en mi colección personal para futuras referencias. Bien, ¿por qué no compartir esas selecciones en el blog?

En esta ocasión, destaco algunas palabras de Magda Salarich (directora general de la Fundación Ramón Areces) en una entrevista publicada en el suplemento Mercados [1]:

[…]

Se siente orgullosa de los resultados, de haber arrebatado a Renault el liderazgo de ventas en España. Pero, sobre todo, de «buscar permanentemente el equilibrio».

– ¿Qué es el equilibrio?

«Es esa situación que, cuando te encuentras ante dificultades, te permite no echarle la culpa al empedrado, al albero. Hay que tener equilibrio para que ante cualquier circunstancia que se plantee, saber lo que tienes que hacer y hacerlo de la mejor forma posible, sin perder energía en si el culpable es uno u otro».

Disciplina, disciplina, disciplina. Tanta que ha acabado por marcar su personalidad. No admite reuniones de más de una hora.Todo se puede debatir y decidir en 60 minutos, si no, es que no se ha preparado bien.

[…]

Cuando dejó Citroën pensó que podría ser el momento de un cambio, porque quizás si esperaba cinco o 10 años sería más difícil.«Cambiar de tarea o de trabajo cada cuatro o cinco años, como me ha ocurrido a mí, creo que es enriquecedor, aunque es posible que el ciclo ideal sean los seis o siete años, para que te permitan desarrollar tu proyecto. Pero cambiar de empresa y sector también es bueno, si estás siempre en el mismo ámbito tienes la ventaja de conectar más con ese mundo, pero los cambios enriquecen tu valor y puedes aportar otros puntos de vista».

[…]

No ha dejado lugar a la flaqueza ni por ser mujer en un mundo de directivos lleno de hombres. Prefiere no hablar de la Ley de Igualdad, no quiere que se enfade su amiga la vicepresidenta De la Vega. Pero da una clara pista de lo que piensa con su escueta respuesta: «los resultados no tienen sexo».

[…]

Referencias

  1. R. Navarro y S. Piccione, “En las empresas, los resultados económicos no tienen sexo,” El Mundo, Diciembre 2, 2007, http://www.elmundo.es/diario/mercados/2276030.html.

Las cinco necesidades de los colaboradores

Lunes, 1 enero, 2007

Me gusta leer artículos relacionados con el mundo de la empresa, gestión, dirección, etc. Es además un aprovechamiento productivo del tiempo que empleo en desplazarme al trabajo en transporte público 🙂

Sin embargo, pasados unos días olvido los detalles de los artículos que leo y es algo que me da mucha rabia. Durante la última semana he leido un artículo muy interesante de la revista Capital Humano [1] y para conseguir que perpetúe algo más de tiempo en mi memoria he decidido elaborar un resumen con un mapa mental [2] y publicarlo en el blog.

Las cinco necesidades de los colaboradores

Como se indica el resumen del artículo, su título no quiere decir que los colaboradores tengan sólo las cinco clases de necesidades que se analizan:

  1. Los Objetivos
  2. El contenido de la Misión Profesional
  3. La Evaluación
  4. El Aprendizaje
  5. La Evolución

Adicionalmente, se reflexiona sobre las funciones del manager como un líder que acompaña, define el futuro y moviliza a las personas.

“Donde hay una empresa de éxito hay al menos dos buenas decisiones: la de quien tuvo una buena idea y la de quien permitió que cobrara vida, poniendo su capacidad de liderazgo al servicio del proyecto.”

Referencias:

  • [1] Corral, J. Las cinco necesidades de los colaboradores. Capital Humano, nº201, pág. 52, Julio-Agosto 2006.
  • [2] Como herramienta para elaboración de mapas mentales utilizo Freemind.